fbpx

¿Sabía que cada diente está asociado a un órgano del cuerpo?

Odontología Neurofocal

El dolor en cada diente puede predecir problemas en órganos asociados. La buena salud de una persona se ve en la fortaleza de su dentadura. Cuando un paciente tiene un deficiente estado de salud dental, esto termina repercutiendo en otros órganos con los cuales se relaciona energéticamente. Con base en la observación y la experimentación los doctores Voll y Kramer pudieron desarrollar un esquema de correspondencia entre dientes y órganos.

Un especialista de la Odontología Neurofocal debe tener en cuenta estas relaciones para identificar los tratamientos se puede aplicar en cada paciente, por ejemplo: a un paciente con problemas de útero o problemas renales se le debe evaluar los tratamientos que tiene en los incisivos superiores o inferiores. Una paciente con problemas de infertilidad o problemas en sus glándulas mamarias se le deben evaluar los tratamientos en sus caninos. Así mismo, a un paciente con problemas en el estómago o en la tiroides no se le debería sobrecargar con tratamientos en los primeros molares superiores o en premolares inferiores. 

A pesar de estas relaciones identificadas, no se pueden generalizar todos los casos. Cada situación es singular y exige un manejo individual.  Por eso usted debe buscar ayuda profesional que le permita tomar el mejor tratamiento para su situación. 

Qué es la Odontología Neurofocal
Nuestros dientes están relacionados con los distintos órganos de nuestro cuerpo

Hablemos de Odontología Neurofocal

El concepto de Odontología Neurofocal nació en Alemania en el año de 1958 y fue propuesto por el médico y odontólogo alemán Dr. Ernest Adler (1906-1996), quien después de la guerra civil, instaló una clínica dental en Lloret. Luego de un largo proceso de observación, descubrió que, al tratar procesos infecciosos en boca, las personas se curaban de otras enfermedades. Así nació lo que sería la gran vocación de su vida, la Odontología Neurofocal. 

Médicos que practicaban la terapia, hoy muy reconocida, comenzaron a evidenciar cómo algunas de las enfermedades de difícil tratamiento, y a las que no se les encontraba cura, eran resueltas cuando se retiraban las irritaciones de la boca llamadas focos o campos de interferencia. De ahí el término Neurofocal. Dichas interferencias pueden ser las cicatrices dejadas tras las extracciones, las piezas desvitalizadas o las piezas en posición anómala, también, los metales empleados para los pernos o ganchos de las prótesis, como también los que se encuentran en las amalgamas.

A diferencia de la odontología tradicional que tiende a considerar las enfermedades de la cavidad oral como alteraciones locales de origen exclusivamente externo, la Odontología Neurofocal hace referencia al ejercicio de la odontología de una manera más amplia e integral. Siendo así la odontología Neurofocal aquella que estudia las interrelaciones que puedan existir entre el sistema nervioso de la dentadura y cierto tipo de dolencias o enfermedades del resto del organismo.

Enfermedades como artritis, cistitis, dolores neurales, dolores frecuentes de cabeza, infertilidad, alergias en la piel, entre otras, pueden estar relacionadas con la boca. Desde hace muchos años se han venido corroborando estas asociaciones al crear unos mapas de correlación entre dientes y algunos órganos.

A través de esta metodología podrán vivir la experiencia odontológica desde otra perspectiva que involucre los aspectos del paciente en pro de su bienestar.